Problemas con las tarjetas de crédito

Problemas con las tarjetas de crédito

Una de mis mayores preocupaciones a la hora de preparar el viaje era el tema de las tarjetas. A pesar de meter las tarjetas en bolsitas de plástico para evitar deterioros no funcionó. Es cierto que quizás hubiera sido interesante pedir tarjetas nuevas antes de partir de viaje. Como suponía que algo me iba a pasar salí de viaje con dos tarjetas, pero como ya os comentaba en el post anterior en un periodo de dos días una tarjeta se me estropeo la banda magnética y la otra me la bloqueó mi banco ya que su ”modus operandi” ante una situación de supuesto fraude es primero bloquear y luego ponerse en contacto contigo. ¿Por qué me la bloquearon? Pues porque hice dos intentos en cajeros de esos que están por la calle. Estos cajeros se encuentran conectados por Internet y debí de hacer dos intentos fallidos de retirada de efectivo y como no tenía dinero en esa cuenta lo consideraron un movimiento sospechoso.

Como os podéis imaginar pase unos malos días, alargando mi efectivo como pude, afortunadamente el chip de una tarjeta funcionaba con lo cual pude pagar alguna cosa de esta forma. Cuando se empezaba a acabar el dinero me marché a una gran ciudad para buscar oficinas bancarias y desde ahí pude sacar dinero. No me preguntéis qué carajo hice pero justo después de sacar el dinero perdí la tarjeta.

Tras la tranquilidad de tener dinero volví a una situación de desasosiego. Después de perder un día recorriendo el trayecto del banco a mi hotel una y otra vez por si se me había caído, y de preguntar en los comercios si se la habían encontrado, desistí de encontrarla así que comencé con las llamadas a los bancos. Uno de ellos no envía tarjetas al extranjero así que solo era factible que me las enviaran a casa y mi familia me las enviara a mi hotel. Como me quedaba un mes de visado decidí que me las enviaran a mi hotel de la capital de mi siguiente destino. ¿Cómo apañármelas hasta que me llegaran las tarjetas?

Me paseé por varias sucursales y en ninguna me podían dar dinero con la tarjeta cuyo chip funcionaba. En el cuarto banco me dieron la solución, tenía que pasar por uno de los dos únicos sitios en la isla de Bali que me podían dar dinero mediante del chip. De Sanur me fui a Kuta y por fin logré que me dieran cash. Por miedo saque tanto que aun me queda bastante para pasar varias semanas más, pero como tenia pensado volver, preferí no quedarme corto.

Aproveché mi paso por Kuta para comprarme la go pro, ya que la otra se me estropeó a los pocos días de que  me pasara lo de las tarjetas. Después de varios días con un tremendo agobio encima por fin se solucionó y ya estaba listo con dinero y go pro, para mi siguiente destino.

Cuando llegué a Kuala Lumpur mis tarjetas no llegaban así que me puse a llamar y finalmente descubrí que el servicio postal de Malasia o mi hotel las devolvió, nunca lo sabré… Así que tuve que solicitar unas segundas tarjetas pero esta vez hablé con la embajada. Les escribí y les planteé mi historia y me dijeron que no había problemas si las cartas venían del banco directamente. Como uno de mis bancos se negó a enviármelas solicité en el otro tanto la tarjeta de débito como la de crédito y mi banco me las envió allí y un par de semanas después llegaron a la embajada. Cuando había terminado de visitar ese país y tenia que volver a Kuala Lumpur para continuar mi viaje me acerqué a la embajada a recogerlas. Afortunadamente en Malasia no tuve problemas para sacar dinero en cajeros con el chip.

CLONCUSIONES Y SUGERENCIAS

– Comenzar el viaje con tarjetas nuevas. Recomiendo dos tarjetas como mínimo y al menos una con chip.

– Cuidarlas igual de bien que el pasaporte y meterlas en bolsitas de plástico con cierra fácil para cuidarlas de sudor, roces, lluvia, etc.

– Asegurarte que tu banco te las pueda enviar al extranjero.

– Aunque a mí no me emociona viajar con mucho dinero encima, es necesario ir con unos cuantos billetes gordos de euros o dólares para estos casos de emergencias. Yo solo viajaba con los dolares justos para pagar los visados.

– Tener en cuenta que en Camboya el dólar americano es moneda oficial y puedes sacarlos de cualquier cajero.

¿Te ha pasado algo similar durante tu viaje? ¿Te está pasando y por eso estas aquí leyéndolo? ¿Te ha sido útil este post? Déjame un comentario, por favor.

¡Compárteme!