Marruecos: El país de los sentidos (Parte I, Marrakech)

Marruecos: El país de los sentidos (Parte I, Marrakech)

  • Categoría de la entrada:África / Marruecos

Tan cerca pero tan lejos. No sé donde leí la frase, pero es tan real como la vida misma. Pasear por la ciudad moderna es como hacer un viaje en el tiempo al pasado. Perderte por la Medina, parte antigua, es algo fascinante. Quitando las experiencias de los cazaturistas, que te ofrecen cualquier servicio de forma super amable como llevarte a una determinada calle, lugar turistico o hotel y al finalizar te piden propina y siempre les parece poco y te piden más, es un país muy recomendable.

La conexión aeropuerto-centro de la ciudad, es muy cómoda.  A la salida del aeropuerto en medio del parking está la parada de un bus(linea roja en el mapa), tomarlo cuesta 20 Dirhams. La otra alternativa más barata, unos 6 dirhams, es ir a una parada de bus urbano. Para llegar hay que andar un pelín más pero si queremos ahorrar al máximo es una buena opción (linea amarilla). Ambas autobuses te dejan en la archiconocida plaza Jmaa el fna la cual para mi ,durante toda mi estancia en Marrakech, fue el único lugar de referencia para moverme por la medina y por la ciudad.

mapa_aeropuerto_marrakech

Una vez en la plaza con gente por todos lados que van y vienen, entiendes porque esta plaza es el el centro neurálgico de la ciudad antigua. En ella encontrarás restaurantes, puestos callejeros de comida, puestos de zumos muy ricos por 6 dirhams. También podrás ver cualquier tipo de espectáculos para turistas, encantador de serpientes, adiestrador de monos, hasta combates de boxeo. Un lugar con mucho encanto, otra actividad muy típica es subirte a alguna terraza de los numerosos bares/restaurantes y ver atardecer mientras de tomas un típico te de menta.

dsc_1012

dsc_1039

Buscar tu hotel o riad puede llegar a ser toda una misión imposible. Yo no me complique la vida y me deje liar por un cazaturistas porque con la maleta no tenía ganas de buscarlo por sus calles abarrotadas de tiendas , de gente ,de motos y burros. Una vez que tienes controlado como llegar de la plaza al riad, el resto está chupado. Recuerdo haber leído por ahí que centros de información turísticos no había, así que yo me lo lleve de casa todo anotado y preparado. ¡A por la ciudad!

Lo mejor de la ciudad es la ciudad en si, sus gentes, los olores de los puestos callejeros, el tacto rugoso y antiguo de las estrechas calles, los colores de sus ropas, una autentica pasada para los sentidos. Sobre los lugares a visitar  las madrazas, museos y palacios, merecen la pena. A mi me defraudó el jardin majoralle que fue para lo único que salí de la parte antigua (para ir hay un bus desde la plaza, como no) además era bastante caro. Las mezquitas no son visitables, una pena, pero te das cuenta que la religiosidad es una parte para ellos muy seria e importante.

dsc_1187

Si vas a buen ritmo y tienes buen sentido de la orientación, dos días están bien para conocer la ciudad. Seguramente vuelva a Marrakech para hacer la excursión de varios días a las dunas del desierto. Querida Marrakech  ¡volveré!

¡Compárteme!